Consejos

Feng ShuiEn este apartado compartiré acciones, ejercicios o gestos, que todos podemos hacer, para mejorar nuestro Feng Shui personal y de nuestros entornos o espacios.

No es necesario tener conocimientos o que los realice un profesional, es más, resulta imprescindible que seas tú quien los realice, es tu espacio y tu interior los que vivirán los cambios.

En un par de ocasiones me han preguntado, ¿És necesario creer en el Feng Shui para que tenga efecto?… y mi respuesta es: NO, no es necesario.  El Feng Shui no es algo mental, no tiene que ver con el efecto placebo, ni con supersticiones, ni con temas oscuros.  Sí tiene que ver con la energía, que se encuentra en todo y todos, tiene que ver con crear armonía, con el crecimiento personal, con mejorar nuestra vida y aportarnos luz.  En resumen, funciona SÍ o SÍ, pero…

en tu manosSiempre hay un “pero”, no es absoluto y con esto quiero decir que no podemos dejar en manos del Feng Shui la responsabilidad de nuestra vida.  No soluciona todos nuestros problemas, podrá mejorar parte, en realidad si hablamos de porcentaje diríamos que nos ayuda un 30%, el resto depende del Universo y de nosotros mismos.

El Universo nos otorga, en nuestro nacimiento, a todos, unas habilidades o dones y en nuestras manos queda el resto.  Nuestra actitud en la vida determinará lo que vivimos.

Por ejemplo:

Si tenemos problemas económicos y hacemos un estudio de Feng Shui, éste nos indicará si el problema está en el espacio y qué soluciones podemos aplicar para mejorar ese aspecto, pero si nuestra actitud frente al dinero no es la adecuada (que también nos lo indicará el estudio y con ello nos aporta conciencia del problema que tenemos) no obtendremos grandes resultados si además no cambiamos nuestra actitud.

Empecemos pues con el primer consejo, que corresponde con al primer paso antes de aplicar el Feng Shui o cualquier medida de corrección…

EL VACÍO

vacioEl vacío es justamente “eso”, la nada, el punto de partida y es lo primero que he aprendido con Natividad Pérez y Silvestre Pérez mis Maestros en la Escuela de Feng Shui Natural. En Feng Shui hacer el vacío significa hacer limpieza, dejar espacio libre para que entre nuevo “Chi”, nueva energía.  Significa deshacernos de objetos, muebles e incluso relaciones… normalmente cuando hacemos vacío en casa puede tener repercusiones en nuestras relaciones, los cambios nos afectan por fuera y por dentro.

Con cada elemento, sea objeto o persona, establecemos una relación, creamos un vínculo emocional, tendemos un hilo sutil energético hacia ese objeto o persona. Nace desde nuestro “Jara” o centro energético que está situado 2 dedos por encima o debajo de nuestro ombligo.  Si la relación es equilibrada, si lo que nos aporta a través del hilo es positivo todo está bien, pero debemos romper los hilos que nos traen tristeza, odio, cansancio o nos roban mucha atención.

rotoEmpezando con los objetos te recomiendo que directamente tires aquellos que esté rotos o que no funcionen (a no ser que los arregles inmediatamente, ya que los objetos rotos atraen ese mismo tipo de energía y es posible que se produzca una cadena de roturas… ¿Te ha pasado alguna vez que se han fundido varias bombillas en poco tiempo?..¿Y qué me dices de los electrodomésticos?…)

Estoy segura de que acumulas un montón de cosas que no usas desde hace… una eternidad (desde ropa, zapatos, libros que no volverás a leer, cajas decorativas, electrodomésticos repetidos, bolsas de deporte, cojines… continua tu la lista). No hace falta que los tires, puedes regalarlos o venderlos, de ese modo le estás dando una nueva energía a ese objeto.

desorden y acumulaciónObjetos decorativos, cuadros o fotos que te traen malos recuerdos, tristeza, no te gustan… también fuera, ¿Por qué tienes ese jarrón, que te regaló alguien que aprecias, pero que no te gusta nada?… si rompiste con tu pareja y te da tristeza recordarlo… ¿Qué hace su foto ahí?… bueno así con todo lo que veas.

Cuidado con las colecciones.  En ocasiones se convierten en una obsesión, en un apego muy fuerte que esconden algún tipo de carencia o tal vez les damos “poderes protectores, de prosperidad… ¿Qué miedo escondemos detrás?. No somos conscientes de la fuerza de nuestros pensamientos, tienen una energía una frecuencia muy potente y nos ponen en predisposición para que se cumplan (tanto lo bueno como lo malo).

Joyas, herencias y objetos de segunda mano.  Concretamente las joyas retienen mucha energía de las personas que las han llevado, limpiarlas energéticamente es muy difícil, tendríamos que fundirlas para eliminar la carga.  Es importante saber la historia de las personas que las han llevado, de quién vivió antes en nuestra casa, de los objetos que heredamos.  En ocasiones es prácticamente imposible saberlo, pero es más fácil limpiar un espacio o un objeto que una joya o piedras preciosas.

armoníaPor último, es importante que la casa esté siempre limpia y ordenada, tampoco hay que convertirse en un obseso de la pulcritud, pero hará que la energía circule con fluidez. No se trata de un orden “histérico” de esos que  te da miedo sentarte por no arrugar los cojines, no hay que ser obsesivos.  Ventila a diario (en invierno también) es necesario que entre nuevo “chi”.

CONSEJO: Tómatelo con calma, empieza por una habitación, ves poco a poco, a tu ritmo, observa tus emociones, tus apegos, tu sensación de libertad cuando haces espacio, dejarás paso a que entren nuevas cosas, nuevas relaciones.  Es posible que después de hacer el vacío bajen tus defensas y te constipes o te encuentres mal, es normal, estás haciendo limpieza por dentro también.

¡¡ANIMOOOO!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s